Reserva Tu Charter: Privado Vs. Compartido

Desde el momento que decides qué barco alquilar, debes tener en cuenta los pasos a seguir con el fin de garantizar la disponibilidad de fecha y barco.

Todos los barcos que forman la flota de Ocean Charter Club, se encuentran en situación de disponibilidad en el Sistema Automático de Reservas, al cual accede la red de agentes de la propia empresa, para efectuar una opción que bloqueará, de inmediato, la fecha y el barco para un determinado cliente.

Dicha opción corresponde al importe de la reserva que, generalmente, se traduce en el 50% del importe total del charter, excepto en los casos en que la reserva se formaliza con muy poco tiempo de antelación, es decir, con menos de 20 días desde la fecha de la reserva a la fecha del Check-in. En estos casos, el importe total del charter debe ser satisfecho en el momento de la reserva.

La razón por la que se exige el pago con este período de antelación, es porque se trata de charter privados, no compartidos, los cuales, a diferencia de los segundos, requieren de una planificación expresa a medida del cliente, así como la interrupción de nuevas solicitudes o peticiones para este barco y fecha en concreto. Por tanto, Ocean Charter Club debe tomar las suficientes garantías para no incurrir en un perjuicio económico derivado de los gastos que supone, no solo la preparación del charter, que conlleva entre otras muchas cosas, la movilización de la tripulación, sino el hecho de tener bloqueado, con antelación, la entrada de nuevas reservas

A diferencia, como decíamos, de un charter compartido, este tiene una programación a modo de línea regular y de venta por tickets, o sea llene o no el barco, se ve obligado a realizar las salidas según las tenga planificadas. Por lo tanto, tampoco te tienes que preocupar por reservar con antelación, pues los tickets, los puedes comprar a pie de barco. También es más económico que un charter privado, aunque tendrás que compartir con otras personas desconocidas

El cliente debe adaptarse a las condiciones ofrecidas por la empresa de charter compartido y no a la inversa como ocurre con los charter privados, cuya flexibilidad es muy superior, si tenemos en cuenta que el cliente puede elegir, dentro de unos límites, el horario de salida, las horas que desea disfrutar, las actividades deportivas que desee practicar, la elección de las diferentes opciones de comida y bebida, el itinerario, el servicio de recogida, etc., pero lo que es más importante, el charter solo lo comparte con su grupo familiar o de amigos, como si de su propio barco se tratara.

Las diferencias entre las dos modalidades de charter, son obvias, pero la exclusividad, la privacidad y la atención personalizada que ofrece un charter privado, frente a un charter compartido son, indudablemente, las 3 cualidades que más valoran nuestros clientes.

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola, mi nombre es Virgilio, no dudes en contactar conmigo y estaré encantado de atenderte.